lunes, 3 de noviembre de 2008

JOHN 3:16



Y porque Dios, que tanto amaba al mundo, entregó a su Hijo, de modo que quienes creyeran en Él no morirían sino que vivirían eternamente.


Esto de aquí encima es la traducción aproximada del capítulo 3, versículo 16 del Evangelio según San Juan, en el Nuevo Testamento. Una frase verdaderamente lapidaria y cargadísima de mensaje, y una de las más populares del Cristianismo.

En la viñeta que traemos hoy a la palestra, podemos apreciar, a la izquierda, y entre la multitud asistenete a una audición televisada presentada por Kent Brockman, al pequeño Todd Flanders sujetando una pancarta precisamente con esa leyenda: "Juan, 3:16". Una referencia religiosa que pasa casi desapercibida, y que forma ya parte de la cultura pop norteamericana.

¿Pero, a qué viene esa referencia?



Para empezar, y para entendernos, podemos decir que a nivel de cultura popular, se trata de una pancarta constante que porta algún personaje en las multitudes que, como gag, puede sustituir perfectamente a Wally, tal es su presencia. El origen de todo el asunto está en un tipo llamado Rollen Frederick Stewart (más conocido como Rock 'n' Rollen y, sobre todo, "Rainbow Man"), un ciudadano corriente obsesionado con transmitir el Evangelio de una forma impactante a través de los medios de comunicación, que durante los años 70s y 80s se dejaba ver en todo tipo de acontecimientos deportivos televisados. Ataviado con una peluca afro multiculor, se dejaba ver entre el público de todos los eventos multitudinarios, portando una pancarta con la legenda "John 3:16" y/o camisetas con todo tipo de leyendas religiosas.

La leyenda de Rainbow Man, un tipo a medio camino entre la performance, el streaking fanático (y pudoroso) y la locura (yo diría que más cercano a esta última) es tan grande (hablando siempre de fenómenos borderline y verdaderamente minoritarios), que existe incluso una película underground dedicada a su memoria: "The Rainbow Man/John 3:16". En el siguiente video podemos ver un largo reportaje, en inglés, sobre Rollen, repleto de apariciones suyas en todo tipo de acontecimientos:



Quien más quien menos, todos conocemos a algún "chiflado" (dicho esto de manera coloquial y vulgar, y con todo el respeto... que merecieren) que divulga la palabra de Dios, o la de éste tamizada por su propia concepción del asunto, en los lugares más disparatados: tipos barbudos que visten con harapos y pregonan descalzos por las esquinas, autoproclamados Portavoces de la Palabra que portan estandartes y se pasean por las zonas de botellón arengando a los jóvenes, o estrafalarios repartidores de pasquines pseudo-religiosos (y generalmente depositarios de mensajes verdaderamente bizarros) por las esquinas. Pues podríamos decir que Rainbow Man es la punta del iceberg de todos estos fanáticos urbanos de baja intensidad. El más famoso del mundo, que a base de aparecer en televisión e incluso ser detenido por escándalo público, se ha convertido a sí mismo en un personaje de la cultura popular.

No es éste el lugar más indicado para listar todas las referencias y apariciones, paródicas o no, de pancartas "John 3:16" en la cultura popular (para esto está la Wikipedia, por ejemplo). Sirva la viñeta grandota de arriba para dejar constancia de que también en los tebeos de los Simpsons se hace referencia al fenómeno.

Tan solo me haré eco también de la serie madre, la serie de televisión de los Simpsons: durante unos instantes se puede ver a Rainbow Man con su famosa pancarta en el episodio 3x01, Papá loco de atar, entre la multitud de gente que se acerca a casa de los Simpsons a recibir al falso Michael Jackson (un gordo encerrado en el manicomio, a quien curiosamente dice la versión oficial que puso la voz el verdadero Michael Jackson, aunque sin acreditar); y en el episodio 5x02, El cabo del miedo, aparece un tipo anónimo con la pancarta de marras entre los asistentes al partido de football que tiene lugar en la imaginación de Homer hacia la mitad del episodio, en el que fantasea con ser el el jugador profesional John Elway.



Actualización: casi 2 años después, he hecho un apéndice a esta entrada en este mismo blog.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente entrada!! Justo lo que buscaba.

Frunobulax dijo...

Me están llegando un montón de visitas a esta entrada del blog, y tengo curiosidad... ¿Alguien que llegue desde algún enlace reciente, y que lea esto, me puede decir dónde lo ha visto?

El autor.