sábado, 13 de febrero de 2010

Pequeño Libro de Notas



Esta vez, en este blog no hay ninguna viñeta de ningún tebeo los Simpson.




Ningún un personaje amarillo dibujado por algún dibujante interesante.




Ninguna versión apócrifa de Homer, ni de Bart, ni de Fry ni de Bender.




No hay comparativa de portada "simpsonizada", ni homenajes a Springfield.




Hoy no asoma por aquí nada de eso que hay cada día en este blog.




Todas las imágenes que he puesto hoy en el blog pertenecen a una web que acaba de nacer. Se llama Pequeño Libro de Notas, y es un suplemento infantil online completamente nuevo. Todo nuevo.




A imagen de los suplementos que antiguamente traían los periódicos, y que ya casi han desaparecido, ha nacido una página llena de tebeos, cuentos y cosas para niños, jóvenes y mayores con imaginación.




Por primera vez, me salgo por completo del tema de este blog, para recomendarla a quien pase por aquí, porque el nacimiento del Pequeño Libro de Notas creo que es todo un acontecimiento, sin precedentes, que yo sepa.




Porque además es gratis, y está hecho con mucho amorm, y tiene unos dibujos alucinantes que te cagas, y merece la pena volver el sábado que viene, y al siguiente, porque todo habrá cambiado, y habrá una nueva entrega de cada una de las historietas, los cuentos, los cromos, las recetas de cocina, las enseñanzas sobre informática para mayores en clave infantil.




Es algo importante, muy bonito, y pensado para los más jóvenes, en los que pocas veces pensamos.




Y bueno, lo he querido anunciar en este blog, porque es algo que he hecho yo. Yo dirijo el cotarro, y como soy un dibujante horrible y un artista frustrado, me limito a traer cada semana un nuevo capítulo de "Los casos de Ángel Michigan". Ya me gustaría saber dibujar ese impresionante Valle de Hierro, esos animalitos tan monos, esos niños fluorescentes tan cucos y sinvergüenzas, o colorear con mermelada.




El Pequeño Libro de Notas ha venido para quedarse. En sus primeras horas de vida ya le han salido amigos, y hay quien quiere también cuidarle y darle de comer con más historietas, porque lo que ha visto le ha parecido hermoso.




Con el tiempo, los niños llevarán mochilas con la imagen de "Hopo" y se organizarán exposiciones de originales de La máquina del tiempo y el espacio del Doctor Lem en el MoMA, y habrá grupos en Facebook de "Señoras que se escandalizan porque papá Pirincho ha dicho "condón".




En carnaval del año que viene hará furor el disfraz de TigreCITO, y se estrenará El mundo de Jada 3 o la versión de acción real de Estudio 90, dirigida por David Cronenberg. Forges se jubilará de una vez y le sustituirá Montt.




Las viñetas de Urban Kids se re-editarán en Superhumor, y Ruizfafón copiará a El intercambio celestial de Whomba. Y la Wikipedia no podrá competir con Bella palabra bella.




O a lo mejor todo se queda en el Pequeño Libro de Notas, una página web que visitarán... ¡niños! A lo mejor sólo sirve para que se pueda decir "niños" e "internet" en la misma frase. Pero por lo menos, a mucha gente le reventará una carcajada en la boca algún sábado que otro, o se enternecerá o se quedará anonadado ante un paisaje, una viñeta.


En algún sitio, unos cuantos homers estarán leyéndole lo que pone en la pantalla a unas cuantas maggies. Y unos cuantos barts también mirarán el Pequeño Libro de Notas aunque sea de reojo, y se pelearán con unas cuantas lisas por sentarse en el sillón delante de la pantalla un sábado por la mañana, tan sólo a mirar, leer y disfrutar


3 comentarios:

Fanshawe dijo...

Qué grandísimo que eres.

Joseba Morales dijo...

Amén¡¡¡¡

Chenko dijo...

Me parece una gran iniciativa. Ya la he puesto en mis favoritos ;)